24 de junio de 2019

PEBBLE BEACH , PENÍNSULA DE MONTEREY




El primer fin de semana en la zona , y antes de tener que meter el Honda en el taller, lo dedicamos a visitar y recorrer la famosa carretera, aunque no sé si llamarla así,  ya que más bien es un paseo , de la ruta de las 17 millas. Es un paseo de unos 25 kilómetros, que está dentro de la urbanización privada y exclusiva de Pebble Beach, para lo cual hay que pagar una entrada si no eres residente de la misma.

Está a unos 40 kilómetros del camping, así que es un paseito.



El paseo de la urbanización, va recorriendo todo el litoral de la zona, concretamente la llamada Pacific Grove, el cual es bellísimo, con profusión de playitas  de arena blanca, rocas y agua muy fría, como siempre en el Pacífico.

Había gente en las playas , pero nadie en el agua.

Por supuesto en todo lugar turístico, los avisos e información de la zona, así como sus planos, están por todos lados.



Observen lo que les acabo de decir: hay gente en la playa pero nadie en el agua. 








Pero es que además , y dentro de esta urbanización está el famoso campo de golf de Pebble Beach, donde se celebra anualmente el US Open de Golf, y es un campo , según los entendidos , muy difícil y duro. 

Precisamente se acaba de celebrar este pasado fin de semana del 13 al 16 de junio, el US Open de este año. Es un sitio, no me cansaré de decirlo, muy exclusivo, por lo que la entrada para ver y seguir el torneo, es de cientos de dólares. Con decirles que se me ocurrió preguntar cuanto era el fee, o paga que hay que dar para jugar un recorrido, y me dijeron que 150 dólares. Eso era para mi amigo Agustín.....
                   
Los hoyos , los rouge y los green , están entremezclados con las arenas, vegetación, árboles y mar, porque tiene un green que se mete en el mar y es el más famoso de todos...
                





Aquí estamos nosotros en el hoyo 13, junto al mar....



Como no podía ser menos, las edificaciones que están dentro de la urbanización, son de "pobres", y de "obreros metalúrgicos".....Las mansiones son generalmente segundas o terceras residencias de magnates de la industria, inmobiliarias o deportistas de los Estados Unidos, y para muestra basta un botón:


El campo de golf está maravillosamente cuidado, y más cuando se acercaba la celebración del US Open, como comenté antes:


El recorrido nos llevó unas tres horas, ya que hay que recrearse en todo ello, y pararse en los miradores que hay a lo largo del mismo, y después nos fuimos a la casa Club, o al Country Club, como dicen aquí, con sus salones, tiendas de recuerdos, a tono con la exclusividad, por ejemplo , una gorra 50 dólares, una pelota de golf 18 dólares y así todo.....

Y cómo no,  las salas de trofeos, donde destacaban estos de los US Open, tanto masculino como femenino:




Y cerramos en el restaurante, aunque dado el carácter del club y de sus precios, nos decidimos por un lunch ligero.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario